LA IMPORTANCIA DEL MAGNESIO PARA EVITAR EL ESTRÉS.

LA IMPORTANCIA DEL MAGNESIO PARA EVITAR EL ESTRÉS.

Publicado en: feb 6, 2019

El magnesio es un mineral que tiene una función importantísima en nuestro organismo: es necesario para más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo.

  • Aunque en este post, vamos a centrar nuestro interés en el papel que el magnesio tiene para la regulación de nuestra respuesta ante el estrés, resumimos aquí, algunas de esas reacciones en las que participa:

- Mantiene el funcionamiento normal de músculos y nervios.

- Brinda soporte a un sistema inmunitario saludable.

- Ayuda a los huesos a mantenerse  fuertes.

- Ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre y en la producción de energía y de proteína.

- Mantiene constantes los latidos del corazón , ayuda a mantener la presión arterial normal, protege las paredes de los vasos sanguíneos y es vasodilatador.

- Respecto al sistema sanguíneo: se lo considera antitrombótico (evita la formación de coágulos) y aumenta la producción de leucocitos (glóbulos blancos  que interviene  en el sistema inmune).

- Etc..

  • El equilibrio entre los minerales calcio-magnesio es importantísima:

-A nivel de sistema neuromuscular, el magnesio junto con el calcio interviene en la excitabilidad neuronal y muscular. Es decir que ayuda a mantener el buen funcionamiento de los nervios y del tono muscular. El magnesio actúa como bloqueante químico. Mientras hay suficiente cantidad de magnesio, el calcio no puede ingresar a las células nerviosas y activar el nervio, lo cual ayuda a que el mismo esté relajado. Como consecuencia los músculos estarán relajados.

-Respecto a la formación ósea, parte del magnesio del mismo, contribuye a la estructura física del hueso  junto con el calcio y el fósforo. Otra parte funciona como reservorio. Por lo tanto es necesario para el crecimiento y maduración ósea.

  • Aunque no es normal una deficiencia grave en magnesio en una alimentación completa y equilibrada, sí se ha comprobado que hay una serie de condicionantes que hacen que la absorción de este mineral esté deficitaria en una parte importante de la población:

- el consumo de magnesio comienza a ser pobre por el agotamiento del suelo, el uso de cloro y la mala absorción.

- También hay que tener en cuenta que el consumo de calcio en la población occidental en general es elevado: se agrega a muchos alimentos procesados, productos lácteos o envasados, como conservante. Cuando los niveles de calcio en el cuerpo llegan a ser demasiado elevados, puede producirse calcificación. Cada célula del cuerpo contiene una bomba sodio-potasio, que se encarga de regular el equilibrio de minerales dentro y fuera de las células. Debido a la importancia de la proporción correcta entre calcio/magnesio en el cuerpo y la función de la bomba de sodio-potasio puede provocar algunos de estos problemas:

  1. - Espasmos musculares y calambres: los calambres en las piernas durante el embarazo son sumamente dolorosos. El magnesio resuelve el problema casi al instante. Los calambres musculares relacionados con el ciclo menstrual también pueden estar relacionados con niveles bajos de dicho mineral. Algunos expertos a menudo recomiendan que las mujeres con problemas del SPM y calambres tomen magnesio durante su ciclo antes de comiencen los síntomas.
  2. - Presión arterial alta, hipertensión; siendo éste uno de los síntomas más estudiados de la deficiencia de magnesio.
  3. - Baja producción de energía  El magnesio es necesario en las reacciones que crean energía ATP (adenosín trifosfato) en las células. El ATP o adenosín trifosfato, es la principal fuente de energía en las células y debe unirse a un ion de magnesio para mantenerse activo. En otras palabras, sin magnesio, literalmente no tienes energía a nivel celular. Lo que se muestra como fatiga, falta de energía y otros problemas.
  4. - Salud ósea. El calcio se considera siempre el mineral más importante para la salud ósea, pero resulta que el magnesio es igual de importante. En casos de deficiencia de magnesio, los huesos sufren. Deben estar presentes los dos minerales en una proporción 2.1, a favor del magnesio.
  5.  - El magnesio es necesario para que la vitamina D active la absorción de calcio. De ahí la importancia de obtener suficiente magnesio al tomar vitamina D, de lo contrario, podrían agotarse aún más los niveles de magnesio.

VEAMOS EL PAPEL QUE EL MAGNESIO JUEGA EN EL ESTRÉS...

Al igual que el ácido pantoténico, el zinc y las vitaminas B6 y C, el magnesio está relacionado con la elaboración y actividad de las hormonas producidas por las glándulas suprarenales y, por tanto, contribuye a reducir el riesgo de agotamiento causado por el estrés crónico.

El magnesio produce la relajación de los nervios, algo fundamental para el sistema nervioso.  Esto tiene gran valor en el caso de estrés crónico o de estrés agudo cuando los nervios se encuentran en estado de excitación constante.  Los estudios sobre los efectos del magnesio han demostrado que contribuye sustancialmente a reducir la ansiedad diurna, además de mejorar los esquemas de sueño nocturno.  El magnesio también relaja los músculos, lo que ayuda a reducir la rigidez y la tensión musculares producidas por el estrés.

Un adecuado equilibrio entre el magnesio y el calcio puede contribuir enormemente a mantener una buena actividad nerviosa durante el estrés (permitiendo una mejor respuesta nerviosa, pero evitando que sea excesiva).  Esta misma relación existe en la acción de la relajación y la contracción musculares.  

El magnesio toma parte en la liberación de energía, la cual puede ayudar con la fatiga provocada por el estrés.  La carencia de magnesio ocasiona irritabilidad, ansiedad, depresión, disfunciones cardiovasculares, insomnio, nerviosismo, espasmos musculares, entre otras problemáticas.

Este mineral es vital para mantener unas glándulas adrenales saludables.  La deficiencia de magnesio conduce a un crecimiento aumentado de la corteza adrenal durante el estrés.  esto conlleva a una excesiva producción de aldosterona.  Esta hormona, inducida por el estrés, contribuye significativamente a los riesgos cardiovasculares.  Produce un retención de sodio y una excreción de potasio, ayudando a mantener la tensión alta durante la respuesta al estrés.

Cuando existe una deficiencia de magnesio, el estrés puede aumentar el riesgo de daño cardiovascular incluyendo hipertención, vasoconstricción y oculución crebrovascular y coronaria, arritmias...

Una adeucada ingesta de magnesio puede reducir el riesgo de, o incluso corregir, muchos aspectos de los trastornos cardiacos y vasculares.

La investigación ha demostrado que un suplemento de magnesio actúa eficazmente bajando la tensión arterial en muchos casos.  Esto obedece a su efecto sobre otros dos minerales: el potasio y el sodio.  El potasio se necesita en mayor cantidad dentro de las células, mientras el sodio se encuentra sobre todo en el fluido fuera de las mismas.  El magnesio se encarga de mantener el exceso de sodio fuera de las células y de retener el potasio dentro de ellas.  La inadecuada distribución del sodio dentro de las células contribuye a que suba la tensión y suele deberse a un nivel de magnesio bajo.  Cd el magnesio se combina con el calcio, se aumenta la eliminación de sodio a través de la orina.

Por todo ello, sea el estrés de origen físico o emocional, la necesidad de magnesio aumenta. 

En cuando a su dosificación, sería interesante mantener una proporción de 2 parte de calcio por 1 de magnesio.  

Respetar en todo caso las indicaciones del fabricante en la toma, y para un óptimo enfoque y dosificación, consultar a su profesional de la salud.